Javi, el hombre de Chatarra

Un leonés navegando por el vortex o el vórtice de la galaxia, desde dónde improvisa historias y mensajes que lanza a todo el que se detiene a escucharle y contemplar su trabajo. Ese es Javi, el que accede al centro de la espiral, desde la plaza del Liceo de Salamanca. Un escenario perfecto para darse a conocer, para ganar visibilidad y que su obra siga creciendo, porque “es una obra en continua evolución, así como el personaje”, explica.

Una obra que, mirando al horizonte, podría llegar a valorarse en “10.000 euros” -Javi es el que pone la cifra-. Ya ha habido personas que se han mostrado interesadas, pero Javi ha declinado todas las ofertas. “Es lo que me da de comer, no puedo venderla por el momento”, indica.

Y es que ese es el motivo por el que empezó a trabajar en las performances: el hambre. Comenzó en la Rambla de Barcelona, con una escultura que simulaba el cobre y en la que invirtió mucho dinero, de modo casi compulsivo. “Los yonquis la confundían con cobre de verdad y me robaban piezas para después venderlas”, recuerda. Ahora la edad le ha dado serenidad y sosiego a la hora de buscar recambios o actualizaciones en su trabajo. Ha encontrado una forma de vida, algo que le mantiene activo y conectado. Ya no vive en la calle, comparte piso con dos estudiantes; de Derecho y Filología japonesa. Dos estudiantes que presumen de compañero de piso, aunque, al principio uno de ellos no quería ni acercarse a El hombre de Chatarra. “Yo creo que le daba vergüenza hasta saludarme”, comenta Javi, divertido.

No es el único contacto con la juventud –aunque él no se considera un “tío” mayor-. Ha dado alguna conferencia para los alumnos de cuarto curso de Bellas Artes. “Todos se mostraron muy interesados. Como les expliqué que empecé en la calle, me tomaron como un referente”, expone.

Ahora espera que, como prometieron, alguno de esos alumnos se acerque hasta su lugar de trabajo para que pueda mostrarles toda la evolución y todo lo que queda por venir en el vortex, en la espiral de la galaxia y de la vida misma, “porque todo en la naturaleza son espirales”. ¿Hasta dónde llegará la de El hombre de Chatarra?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 Respuestas a “Javi, el hombre de Chatarra

    • al principio tenia molestias por todo el cuerpo pero te quedarías sorprendido de que es capaz el cuerpo cuando se acostumbra Pableras saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s